Jérica, la Joya desconocida

Imágen de cicloturistas en el litoral de Castellón
Cicloturismo en la Comunitat Valenciana
Pedalea mucho o poco, largo o corto pero pedalea. Eddy Merckx

Blog

almendro en flor
21-09-2018

Jérica, la Joya desconocida

Un paseo calmo y profundo a Jérica, una joya desconocida no sólo por su patrimonio cultural, natural, pero también por la amabilidad de sus anfitriones.

Para disfrutar de esta ruta sin prisas, sintiendo todas las sensaciones de la naturaleza, lo mejor es realizarla por etapas y sin ser en el mismo día. Y si es en una e-bike (bicicleta eléctrica), mejor aún – siempre nos puede dar una ´asistencia´ cuando la necesitemos y no sudamos.

foto familia en bici

Es un viaje en bici que nos lleva por la vía verde de Ojos Negros, la más larga de España, rodeado por un espectacular paisaje de naranjos, flora y fauna mediterránea, donde fácilmente nos toparemos con águilas, ardillas, liebres y el conocido “fardatxo” (Timon lepidus) muy común en esta zona.

imagen de un puente desde las alturas

El recorrido desde Algimia de Alfara por el antiguo ferrocarril de Ojos Negros nos llevará hasta Segorbe, capital del Alto Palancia, que nos abre los brazos con su imponente conjunto arquitectónico declarado Bien de Interés Cultural: . El recorrido de esta etapa es de dificultad baja, por lo que es apto para todos los públicos.

Aprovecharemos el descanso para pasear por las calles del casco antiguo y visitar sus monumentos y museos: la Catedral Basílica, el Seminario, la Torre del Verdugo, el Acueducto del siglo XIV y la Muralla medieval.

Dejaremos Segorbe para seguir nuestro periplo hasta Jérica atravesando montañas pertenecientes al parque natural Sierra Calderona hasta llegar a la ´joya desconocida´- Jérica.

imagen de jerica

Aquí, la emblemática Torre de las Campañas nos recibe con su importante patrimonio cultural del cual se destaca la Torre de las Campanas, de estilo mudéjar, declarada Monumento Histórico-Artístico Nacional en 1979: Más info. No podemos salir de Jérica sin antes recorrer su magnífico casco histórico, con sus puertas, restos de murallas, iglesias y ermitas.

Después de recargar fuerzas en Jérica, emprenderemos nuestro regreso a Torres-Torres por pista de vía verde dejando que la brisa, los sonidos de la naturaleza y su silencio nos llenen los sentidos.

 

Autor: